Hasta que nos coma la basura

(The Animals Save the Planet)

Compramos productos continuamente, productos que cuando se acaba su útilidad (cada vez en menos tiempo) se convierten en basura y es en este punto cuando los desechamos y nos olvidamos de ellos.

Pero es aquí donde realmente empieza la historia…

Estos productos que nosotros consideramos basura por que ya no nos son útiles, tienen una vida más larga de lo que podamos pensar, en relación con la utilidad que se les da:

– De 1 a 2 años: Bajo los rayos del sol, una colilla con filtro puede demorar hasta 2 años en desaparecer. EL filtro es de acetato de celulosa y las bacterias del suelo , acostumbradas a combatir materias orgánicas , no pueden atacarla de entrada .Si cae en el agua , la desintegración es mas rápida , pero mas contaminante.

– 5 años: Un trozo de chicle mascado se convierte en ese tiempo , por acción del oxigeno , en un material superduro que luego empieza a resquebrajarse hasta desaparecer.

– 10 años: Ese es el tiempo que tarda la naturaleza en transformar una lata de gaseosa o de cerveza al estado de oxido de hierro. Por lo general , las latas tienen 210 micrones de espesor de acero recubierto de barniz de estaño .A la intemperie , hace falta mucha lluvia y humedad para que el oxido la cubra totalmente.

– 30 años: los envases tetra-brik no son tan tóxicos como uno imagina . En realidad , el 75% de su estructura es de cartulina (celulosa) , el 20 de poliestireno puro de baja densidad y el 5% de aluminio . Lo que tarda mas en degradarse es el aluminio . La celulosa , si esta al aire libre , desaparece en poco mas de un año.

– 30 años: La aleación metálica que forma las chapas de botellas puede parecer candidata a una degradación rápida porque tiene poco espesor . Pero no es así. Primero se oxidan y poco a poco su parte de acero va perdiendo resistencia hasta dispersarse.

– 100 años:De acero y plástico , los encendedores desechables se toman su tiempo para convertirse en otra cosa. El acero , expuesto al aire libre , recién empieza a dañarse y enmohecerse levemente después de 10 años. El plástico , en ese tiempo , ni pierde el olor.

-100 años: Junto con el plástico y el vidrio , el telgopor no es un material biodegradable Está presente en gran parte de embalaje de artículos electrónicos . Y así como se recibe , en la mayoría de los caso , se tira a la basura . Lo máximo que puede hacer la naturaleza con su estructura es dividirla en moléculas mínimas.

– Más de 100 años: Los corchos de plástico están hechos de polipropileno , el mismo material de las pajitas y envases de yogur . Se  puede reciclar mas fácil que las botellas de agua mineral (que son de PVC , cloruro de polivinilo) y las que son de PETE  (tereftalato de polietileno).

-150 años: Las bolsas de plástico , por causa de su mínimo espesor , puede trasformarse mas rápido que una botella de ese material . Las bolsitas , en realidad , están echas de polietileno de baja densidad. La naturaleza suele entablar una “batalla” dura contra esos elementos . Y por lo general pierde .

– 200 años: Las zapatillas están compuestas por cuero, tela, goma y, en algunos casos, espumas   sintéticas. Por eso tienen varias etapas de degradación. Lo primero que desaparece son las partes de tela o cuero, pero su interior no puede ser degradado.

– 300 años: La mayoría de las muñecas articuladas con plástico, de los que más tardan en desintegrarse. Los rayos ultravioletas del sol solo logran dividirlo en moléculas pequeñas. Ese proceso puede durar cientos de años, pero jamás desaparecen totalmente de la tierra.

– De 100 a 1000 años: La botella de plástico son las más rebeldes a la hora de transformarse. Al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan. Enterradas, duran mas. La mayoría está hecha de tereftalato de polietileno  (PETE), un material duro de roer: los microorganismos no tienen mecanismos para atacarlos.

– 1000 años: Los vasos desechables de polipropileno contaminan menos  que los poliestireno-material de las cajitas de huevos -. Pero también tardan en transformarse. El plástico queda reducido a moléculas sintéticas; invisibles pero siempre presentes.

– Más de 1000 años: Sus componentes son altamente contaminantes y no se degradan . La mayoría de las baterías tiene mercurio , pero otras también pueden tener cinc , cromo , arsénico , plomo o cadmio . Pueden empezar a desaparecer después de 50 años al aire libre . Pero se las ingenian para permanecer como agentes nocivos.

– 4000 años: La botella de vidrio , en cualquier formatos , es un objeto muy resistente . Aunque es frágil porque con una simple caída puede quebrarse , para los componentes naturales del suelo es una tarea titánica transformarla . Formada por arena y carbonato de sodio y calcio, es reciclable en un 100%.

La desaceleración que produce el reciclado es insignificante en una sociedad tan consumista como la nustra…

Anuncios

Metano, energía limpia

Animals Save the Planet

Los hidratos de metano constituyen una potencial fuente de energía, que cobra cada vez mayor importancia dado el progresivo agotamiento de los recursos energéticos del planeta.

Es el combustible fósil más limpio con el medio ambiente por su elevada relación H/C y con una aplicabilidad creciente no sólo como fuel sino también como materia prima química. Por otra parte, el volumen potencial disponible de hidratos de metano es enorme. Se estima que existen unas reservas aproximadas de metano en forma de hidratos de 13.000 Tm3 (T (tera) = 1012).

Así mismo, el volumen total de hidratos de metano indicado representa aproximadamente el doble del resto de combustibles fósiles en todo el mundo. Su distribución geográfica es igualmente interesante puesto que es un recurso menos concentrado que los yacimientos de petróleo y gas natural actuales. Los yacimientos registrados hasta la fecha se encuentran en el Ártico y en las plataformas marinas de la práctica totalidad de los continentes, con lo que un mayor número de países podrían tener acceso directo a este recurso energético.

El anillo verde (madrid)

The Animals Save the Planet

El anillo verde ciclista, tiene 60,7 kilómetros de carril circular por los que pueden circular bicicletas y rodear Madrid sin competir con los coches.

La primera fase del anillo transcurre a lo largo de 17,7 kilómetros (interrumpidos): desde Canillejas al Puente de Vallecas y del cementerio sur al paseo de Extremadura.

La segunda fase, tiene dos tramos: entre la avenida de Manuel Azaña (Hortaleza) y Canillejas, el primero; y rodeando el parque de Pradolongo, en Usera, el segundo.

Por el interior de la ciudad: la calle O’Donnell, el parque de Entrevías, Ciudad Universitaria o el entorno de la Puerta de Toledo.

El transporte público, muchas veces no es una alternativa y parece que se van agotando las excusas para no usar la bicicleta…

Energía eficiente

Aqui tenemos otro video de estos cachondos animalitos…

(The Animals Save the Planet)

Australia anunció la eliminación gradual de las bombillas de alto consumo (incandescentes), que dejarían de venderse en 2010. En el mercado solo se encontrarán entonces las de bajo consumo (fluorescentes), que gastan cuatro veces menos electricidad.

Si el resto del mundo se uniera a Australia, la reducción mundial del uso de electricidad permitiría el cierre de más de 270 centrales alimentadas a carbón, 80 de ellas sólo en Estados Unidos.

Apenas dos meses después del anuncio de Australia, el gobierno canadiense anunció que eliminaría las lámparas de alto consumo para 2012.

Estados Unidos, que libera en la atmósfera la cuarta parte de los gases de efecto invernadero del planeta, también se encamina hacia esa meta.

Organizaciones como el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, la Alianza para Ahorrar Energía, la Coalición Estadounidense para una Economía Energética Eficiente y la Red Día de la Tierra se unieron a la firma lumínica Philips Lighting para presentar una iniciativa en ese sentido.

Según la propuesta, para 2016 habrá bombillas eficientes en todos los 4.000 millones de portalámparas que, según se estima, existen en el país.

En California, el estado más poblado, el legislador Lloyd Levine propone la eliminación paulatina de las bombillas de alto consumo del mercado para 2012, cuatro años antes del plazo establecido por la coalición.

Levine denominó su proyecto “Ley cuántos legisladores se necesitan para cambiar una bombilla eléctrica”.

En la costa este de Estados Unidos, Nueva Jersey está a punto de obligar a los edificios del gobierno estadual el reemplazo de todas las lámparas incandescentes por fluorescentes para 2010. Y están en curso esfuerzos para imponer en todo el estado una iluminación más eficiente.

La Unión Europea, ahora integrada por 27 países, anunció en marzo planes dirigidos a reducir 20 por ciento las emisiones de dióxido de carbono para 2020. Parte de esta disminución se logrará sustituyendo las bombillas.

En Gran Bretaña, la organización no gubernamental Ban the Bulb (Prohibir las bombillas) presiona desde comienzos del año pasado por el logro de ese objetivo.

Más al oriente, Moscú urge a sus habitantes al cambio. Y en Nueva Zelanda, el ministro de Cambio Climático, David Parker, anunció que su país puede adoptar medidas similares a las australianas.

Aproximadamente 640 millones de los 650 millones de bombillas vendidas cada año en el país asiático son incandescentes. Por lo tanto, el potencial de esa medida, en cuanto a reducción de emisiones contaminantes y al ahorro, es enorme.

En el ámbito industrial, Philips, el mayor manufacturador mundial de lamparillas, anunció sus planes para dejar de comercializar incandescentes en Europa y Estados Unidos para 2016.

A un nivel más amplio, la Federación Europea de Compañías de Lámparas, que reúne a fabricantes del sector, impulsa mejoras en la eficiencia eléctrica de la Unión Europea, entre ellas la erradicación de las bombillas de alto consumo.

La mayor cadena de supermercados del mundo, Wal-Mart, anunció una campaña publicitaria con el objetivo de duplicar su venta de lámparas de bajo consumo, de modo de alcanzar los 100 millones para fines de este año.

En Gran Bretaña, Currys, la mayor cadena de venta de electrodomésticos del país, anunció que abandonará la venta de bombillas de alto consumo.

El ahorro que representa para una familia la adopción de las bombillas fluorescentes deja en evidencia eficiencia energética superior de este producto.

El equivalente en gasolina de la energía ahorrada a lo largo de la vida útil de una bombilla de bajo consumo de 24 vatios es suficiente para que un automóvil híbrido Prius (que funciona a gas y a electricidad) viaje desde Nueva York a San Francisco, según un estudio divulgado por el gobierno de Estados Unidos.

Aunque la paulatina erradicación mundial de las bombillas de alto consumo en los hogares reduciría más de tres por ciento el uso de electricidad, cambiar a una iluminación más eficiente en las calles y reemplazar antiguos tubos fluorescentes por otros más nuevos y eficientes podría duplicar esa disminución.

Aunque las muy eficientes bombillas compactas fluorescentes fueron usadas durante una generación, hasta hace poco fueron marginales, empleadas solo por consumidores con conciencia ambiental. Se las vendía en ferreterías, pero no en supermercados.

A los consumidores les faltó interés, entre otras razones, porque las nuevas bombillas fluorescentes pueden costar cinco veces más que las incandescentes.

Pocos saben, por ahora, que las modernas lamparillas gastan cuatro veces menos electricidad que las antiguas, duran 10 veces más y ahorran fácilmente 50 euros cada una durante su vida útil.

Una desventaja de las bombillas fluorescentes compactas es que cada una contiene una pequeña cantidad de mercurio, aproximadamente cinco veces menos que una batería de reloj.

Sin embargo, ese mercurio representa apenas una pequeña fracción del liberado en la atmósfera por el carbón adicional quemado por las centrales eléctricas para encender una incandescente.

El mercurio que emiten las centrales a carbón constituye la razón principal por la que 44 de los 50 estados de Estados Unidos limitaron el consumo de pescado de lagos y vías fluviales.

Pero las bombillas fluorescentes compactas gastadas, baterías de relojes y otros elementos que contienen mercurio pueden ser reciclados de modo adecuado si los consumidores aprenden cómo.

Afortunadamente, esto es posible, mientras que el mercurio que arrojan las chimeneas de carbón cubre las áreas rurales y termina contaminando agua y alimentos.

Pasar a las bombillas de bajo consumo reduce drásticamente las facturas mensuales de electricidad y también la emisión de dióxido de carbono, pues que, durante su vida útil, cada lámpara estándar de ese tipo (de 13 vatios) reduce más de 95 kilogramos el uso de carbón.

Semejante cambio también reducirá sustancialmente la contaminación aérea, preocupante en economías de rápido crecimiento y aire sucio, como China e India.

En Estados Unidos, el sitio web http://18seconds.org (cuyo nombre se debe a los 18 segundos que consume cambiar una bombilla eléctrica) brinda un recuento de las lámparas de bajo consumo vendidas en todo el país.

Totalizaron casi 37 millones. Eso permitió una reducción de las emisiones de carbono equivalente a dejar en los garajes 260.000 automóviles.

Patrocinado por Yahoo y Neilson, el sitio también brinda datos sobre el ahorro en dólares y en carbón, así como información disponible sobre la situación de cada estado.

En un mundo que cada día se enfrenta con nuevas evidencias del recalentamiento planetario y sus consecuencias, se requiere una victoria rápida en la lucha por reducir las emisiones de carbono y estabilizar el clima.

La rápida erradicación de las bombillas eléctricas de alto consumo podría ser esa victoria.

No a la bolsa!!

Las bolsas de plástico deben de pasar a mejor vida…