Adiós a las Bolsas

Las bolsas parece que tienen los días contados en España.

Anuncios

Guerra al plástico

En Cataluña lo tienen claro, el consumo de bolsas de plástico gratuitas debe frenarse ya.  Leer noticia.

A nivel nacional el gobierno pretende que desaparezcan del mercado en 2010. La guerra a las bolsas de plástico está abierta por parte de las administraciones, mientras, los comercios no las tienen todas consigo si no hay una regulación. Como la que se hizo en Irlanda en 2002 con un impuesto de 15 céntimos por cada bolsa de plástico. La recaudación anual, unos 19 millones de euros al año, es destinada a fondos para el medio ambiente.

Va siendo hora de que España salga de su letargo de usar y tirar. 

La caída de la bolsa

Cada vez que sales a la calle tienes la posibilidad de consumir. La tentación se apodera de ti en cada esquina; un escaparate muy bien presentado atrae tu mirada, entro en un todo 100 a ver que hay…, unas chucherías para merendar, pasas por el super para coger un par de cosas, de camino a casa pasas por la pastelería… En la mayoría de estos actos acabas saliendo con artículos del local. Y claro, esos productos no los vas a llevar en la mano como si se tratase de la antorcha olímpica, para ello se inventó la bolsa.

Existen distintos tipos de bolsas, pero por lo general son de pléstico y no sirven más que para amontonarlas o meter la ropa sucia cuando vas de viaje.

Así que abogamos por el deshuso de la bolsa de plástico. Y es que hay bolsas que jamás debieron existir, como la de la farmacia, lo que puedes meter en una bolsa de ese tamaño lo puedes llevar perfectamente en un bolsillo.

Luchemos día a día contra la bolsa, que según dicen se fabrican 1 billón de ellas al año. Yo no sé cuántos ceros tiene esa cifra pero sí sé que en mi casa de cuando en cuando nos comen las bolsas. Así que si vas a realizar la compra saca el carro a pasear, es de lo más ecológico que existe.

¿Cómo? ¿Qué todavía no tienes uno? Los puedes encontrar en cualquier gran superficie, en la ferretetería de tu barrio o por internet.

Así que ya sabéis decid no gracias a las bolsas, quizá logremos restar algún cero a la producción mundial. Y si adquirimos la costumbre de sólo ir a comprar con el carro estoy seguro de que consumiremos menos.

Y para los que no se conforman con un carro clásico, aquí podéis ver como otro modelo de carro es posible. [creación cedida por kekilla.com]

Carro Eco