Stand by

Stand by o consumo en espera, es el estado de la mayoría de los aparatos que tenemos en el hogar cuando los apagamos.

No basta sólo con apagarlos hay que desenchufarlos de la red eléctrica para que el “consumo en espera” no consuma.

Se estima del 6 % al 15% del gasto total destinado al hogar, unos 50 €uros anuales. Teniendo en cuenta que este gasto proviene de aparatatos eléctricos aparentemente inactivos y en desuso, no sólo es un derroche económico (que en época de crisis es el doble de despilfarro), o una manera de acortar la vida de dichos aparatos, sino que también es un derroche energético. Y teniendo en cuenta que aún en este país un tercio del la energía eléctrica poviene de la combustón del carbón, también es un problema ambiental ya que contribuye al aumento del nivel de C02 en la atmósfera, por lo que se suma al incremento paulatino de la temperatura.

Comprar dispositivos que consuman menos energía, o que dispongan de transformadores conmutados ayuda a un consumo más eficiente. Topten

Un transformador caliente es un gasto evidente

Anuncios

Descuentos de 20 céntimos por no usar bolsas

Los principales establecimientos comerciales de la Seu d´Urgell premiarán a todos los clientes que realicen compras y que no utilicen bolsas de plástico.

Esta es la nueva campaña de la Mancomunidad de Basuras de l’Urgellet, que se pondrá en marcha este mismo mes. De esta manera, los comerciantes darán un vale de descuento de 20 céntimos a cada cliente que compre y que en su lugar utilice bolsas de tela, el carrito o la cesta de la compra.

Los descuentos de 20 céntimos son acumulables y sirven para ahorrar en una serie de productos del catálogo elaborado por la Mancomunidad en más de 30 comercios de la Seu.

Los vales son compatibles con los 3 euros de descuento que se entregan a los que llevan garrafas de aceite de cocina usado.

El objetivo de la campaña según explicó el gerente de la entidad de recogida de residuos, Jordi Vilaró, es intentar reducir, una vez más, el consumo de bolsas de plástico. “Pretendemos concienciar a la población sobre el mal uso que se hace de las bolsas”, comentó al respecto. Según su opinión, “la solución pasa por una modificación legal que prohíba la utilización de bolsas de plástico como se hace ya en algunos países, o que como mínimo que obliguen a pagarlas cada vez que se utilicen.

Cabe destacar que la Mancomunidad ha firmado el acuerdo con un total de 97 establecimientos comerciales de la capital del Alto Urgell.

Ver noticia original en catalán