En mi piel

Con la piel rasgada
No oímos sus gemidos
Pues su voz está acallada
Nos sentimos acogidos
Sabiendo que sabemos
pregúntate, ¿qué hacemos?
Sin cerrar sus cicatrices

Se olvida continuamente
Que nuestros pies son raíces
Nos morimos lentamente

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s